17 de agosto de 2017

Mindfullness y Católicos - Conclusión


Mindfullness y Católicos - Conclusión

Con ésta serie de post sobre Mindfullness he querido agregar información para quien tenga dudas sobre el tema, son datos muy generales pero podría servir de aclaración ya que se trata de prácticas novedosas que contienen doctrinas no cristianas y que no se pueden separar de su doctrina, técnicas donde se presume la función cognitiva natural del ser humano como técnicas psicológicas y terapeuticas. No hay ningún problema si la persona quiere relajarse practicando situarse en el tiempo presente lavando trastes ó leyendo, es cosa de cada quien, y hacerlo como una forma de relajación ó de parar la mente desbocada que desgasta, produce cansancio, ansiedad, insomnio, depresión,etc. El peligro de éstas cosas reside en colocar las técnicas ó prácticas psicológicas de forma pelagiana (querer lograr hacer todo por méritos propios sin ayuda de la Gracia de Dios) que a fin de cuentas es el componente de la mayoría de las psicologías de café, populares, de carnaval (término utilizado por algunos Especialistas) y son sustento de muchos libros de autoayuda y superación, no necesariamente de Mindfullness, también de autoestima, de espiritualidad, etc...en categorías como Superación, Desarrollo Humano, etc.

La falta de formación en la práctica de la Oración como diálogo personal con Dios todos los días , con la Biblia obviamente mejor, y para conocer a Cristo, y además la falta de formación de la Oración como una práctica de toda la vida , tristemente es lo que a muchos creyentes nos está continuamente arrastrando a lo mundano…

azulmarina

8 de agosto de 2017

Mindfullness y Católicos - Parte 3


Mindfullness y Católicos - Parte 3


Las actividades y hobbies que más nos gustan y queremos usarlas como esparcimiento ó como método de relajación requieren entrenamiento, hacerlo de forma consciente y también requiere práctica.
Algo que nos dificulta dicho objetivo es la distracción por ruido, celular, tv, etc.., también nuestros propios pensamientos sobre alguna cosa, persona ó situación es lo que nos está, tanto estresando, como distrayendo.





Hoy en día una de las cosas que más nos produce estrés es el ser “multitask” ó estar realizando varias cosas a la vez, pero es por lo mismo del mal uso de la tecnología, por ejemplo  se estudia y se está viendo tv,ó  la PC,ó  hablando por teléfono al mismo tiempo, etc,  y no sólo éso, además de no poner atención correctamente en una sola tarea, también nos desgasta, cansa y  después de algún tiempo se vuelve un hábito, de ahí que se dificulte el poder relajarse y situarse en el momento presente, sin necesidad de técnicas excentricas, orientales ó de cualquier otro tipo, un Mindfullness sin orientalismos requiere atención, disposición, disciplina, orden y práctica continua, hasta llegar a lograr situarse en el momento presente con los 5 sentidos con mayor facilidad.


En cuanto a la distracción por preocupaciones de trabajo, personales, exámenes, salud, etc, lo ideal es ocuparse, es decir, hay que poner las cosas en orden y ponerlas en papel y escribir también la forma en que se pretende solucionar dicha preocupación por nuestra parte,  por ejemplo, si se está preocupado por un próximo exámen, se requiere escribir los días, horas, etc que se dedicarán a estudiar, otro tiempo para pasar apuntes, etc, si se trata de un problema personal, escribirlo y también hacer lo que se necesita y está en nosotros poner de nuestra parte, hablar, tomar terapia, consultar al médico, etc. programar los pendientes por escrito.
Con todo lo anterior, lo que se está tratando es de dejar de rumiar, al haberle dedicado un tiempo suficiente a cada cosa, para poner la preocupación en orden, en marcha y fuera de nuestra mente (ésto también es Mindfullness)  para poder disfrutar de nuestro hobbie, tarea, lectura, escritura, scrapbook, arte, etc que se quiera dedicar como forma de entretenimiento y relax.
Nota para Codependientes:
Ocuparse y Cuidar de uno mismo también es una forma de Mindfullness.


Dios nos ayude
azulmarina

3 de agosto de 2017

Libros para la vida cotidiana...

Hoy les quiero compartir algunos libros de la Psicóloga María Cecilia Betancur especialista en temas de Pareja, Familia y Crecimiento Personal. Sus escritos son enseñanzas para la vida, contiene consejos bastante prudentes para problemas y situaciones donde a veces no tenemos quien nos aconseje,
Mañana será otro Día es Psicología para la vida cotidiana habla de aprender a apreciarnos a nosotros mismos, sobre nuestra vida afectiva, el amor, la soledad , relaciones humanas, etc. En la iTunes Store puedes bajar la muestra y ver el contenido antes de comprarlos, si te llaman la atención los temas eliges uno u otro.  El libro El Corazón Herido está totalmente dirigido al club de los corazones rotos. En los tiempos Difíciles, María Cecilia nos ofrece un libro de consulta para tenerlo en casa para la Familia, aborda problemáticas familiares en las diversas etapas de la vida, se los recomiendo ampliamente.
Al Otro lado del Miedo es un libro que aborda el tema del miedo, ansiedades, existenciales, intensos, sociales, fobias etc. Y el libro sobre Autoestima de ésta Psicóloga se llama “Estoy encantado de haberme conocido”.

No estamos educados en los afectos, no estamos educados en el cuidado mental y emocional de nuestra propia persona, no estamos educados en nuestra dignidad humana, y estamos a merced de funcionar con los recursos emocionales propios que en general no son suficientes en algunos casos dado el ambiente familiar y social.

Es importante mencionar que educarnos en los afectos y como padres proveer alimento también emocional, nos evitaría problemas más serios de tipo familiar, social y de salud mental.





Espero les gusten y sirvan éstas recomendaciones.
Saludos, Dios nos ayude a todos..


azulmarina

Perdonar es un regalo de Dios...


Perdonar es un regalo de Dios que nos concede si se lo pedimos, de nosotros se requiere querer perdonar y tomar la decisión de perdonar.
Perdonar puede volverse un desafío cuando constantemente se tienen desavenencias con una persona , con las que se convive a diario: pareja, familiar, compañero de trabajo, escuela, equipo, etc,  resulta que llevados por nuestro temperamento y nuestros pensamientos distorsionados acerca de ésas personas (creencias irracionales, suposiciones de la intención de la otra persona, los juicios, etiquetas y demás que le hemos puesto en nuestra mente) dan por resultado tenerlos al punto de considerarlos desde un rival, un competidor y hasta un enemigo.


Es a veces imposible tener un diálogo sereno y sin apasionamientos con una persona que consideramos que su intención es la de lastimarnos.
Existen técnicas cognitivas que podemos utilizar cuando nos vemos atorados en una situación así, con la ayuda de Dios podremos llegar a un diálogo, a una negociación, reconciliación, a aligerar la tensión y hasta dejar de torturarnos a nosotros mismos con algo que quizá ni siquiera existe (una mala intención por ejemplo, que creemos es real, y lo creemos llevados por nuestro resentimiento).


Un ejercicio mental muy sencillo que puede ayudarnos en estas situaciones a diario, es hacer consciente nuestro sentimiento hacia la otra persona al momento de empezar a dialogar y que consideramos una provocación ó un inicio de discusión, tomarnos el tiempo y darle el beneficio de la duda, es decir, preguntarnos en ése momento ¿como lo veo? ¿un rival que fastidia? ¿un insoportable? ¿un enemigo?, aquí ayuda la técnica cognitiva del stop, es decir en el momento que vemos como enemigo mal intencionado al interlocutor, decir stop en nuestra mente, ó tronar los dedos ó aplaudir para detener ése pensamiento, después cerrar los ojos y relajarnos antes de hablar, en el momento que colocamos en nuestra mente la realidad: que no es un enemigo, es mi pareja, mi padre, hermano, hijo, etc, la tensión baja bastante, y nos da la oportunidad de empezar a ver a la otra persona con otros ojos, a darle una oportunidad, puede ser el inicio de un dialogo sereno y conciliador...


Obviamente existen situaciones realmente difíciles que además de ejercicios de éste tipo se requiere del apoyo de un terapeuta para apoyar la restauración de una autoestima desvalijada por relaciones tóxicas, codependientes, etc.


Séneca y el Padre Larrañaga siempre han tenido razón, mucho de nuestro sufrimiento está en nuestra mente...
Les recomiendo ampliamenteme el libro del Padre Larrañaga "Del Sufrimiento a la Paz".

azulmarina