19 de enero de 2017

¿Quién quiere el delantal?...




Hola, espero se encuentren muy bien
Gracias por sus visitas y por sus correos ;)


Hoy quiero compartirles una reflexión que traigo desde hace días en mi cabeza, estoy enfrascada en mis estudios de actualización en Nutrición, pero mi inquietud por escribir creció  tristemente ayer con el suceso de la masacre en un Colegio en la ciudad de Monterrey, México que sacudió al país y al mundo me ha inquietado mucho más, a expresar lo que veo y siento desde la perspectiva de lo que estoy aprendiendo, siempre pidiendo al Señor que me ayude a servir, porque humanamente somos muy egoístas.
No soy ni una autoridad médica ni moral, estoy muy lejos de ser una madre ejemplar y una esposa modelo, sencillamente lo que escribo sale desde mi corazón con la intención de que le sirva a alguien.


El Nuevo Orden Mundial y la Familia
Introducción
No pretendo abarcar aquí todos los aspectos del nuevo orden mundial ni como atenta contra la familia.
Como les he comentado anteriormente al nuevo orden mundial no hay que temerlo, hay que enfrentarlo actuando desde nuestra privacidad orando, desde nuestro escritorio estudiando e informándonos, y… desde nuestra cocina cuidando a los nuestros.
No soy antifeminista ni feminista radical, soy Mujer, y como cualquier mujer latina he sufrido discriminación por ser mujer desde pequeña. Sin embargo estoy convencida de que el cuidado de nuestros hijos y pequeños, aunque no sean nuestros, deberían estar a cargo de nosotras, ¿porque? porque somos mujeres quienes los damos a luz y los traemos al mundo, si no fuera así los hombres también tuvieran partos (lo cual dudo que aguantarían jaja).
Se que en la realidad mundial también mujeres han cometido atrocidades contra la familia y la vida (si soy antiabortista). Pero ésto seguramente es por ignorancia, desesperación, falta de apoyo, guía y amor de su misma familia, No estoy aquí para juzgar a nadie, al contrario. Tampoco voy a citar el hecho de que la mujer ocupe lugares ya mas importantes que el hombre en el mundo laboral, etc. Los anuncios en tv, revistas, periódicos, etc, nos muestran el girl power, todos los días lo vemos aquí y allá, no es nada nuevo.


Epidemias, Discriminación, Familia y
¿quien se quiere poner el delantal?
Mi llamado es a la mujer, a los y las jóvenes, al hombre, al que quiera participar en el cuidado de la familia, a quien quiera dejar de lado un poco el protagonismo y quiera servir desde la cocina, aún en su apretada agenda.

En publicaciones serias de salud se pueden encontrar estudios y resultados a través de éstos últimos años de como la alimentación es vital para evitar enfermedades graves. Desde los años 30s sabemos que existen enfermedades carenciales por deficiencias de nutrientes, y a lo largo de los años hemos caminado con mucha desinformación y mitos sobre alimentación: el huevo era malo, la mantequilla era mala, el coco era malo, el agua embotellada en el auto era mala porque le daba el sol, etc, etc, Cuando yo estudié en la Universidad había cosas de éstas, eran los años 80s. Hoy las investigaciones recientes arrojan cosas realmente asombrosas y rompe con algunas ideas viejas.


Al decir delantal, No se trata de preparar platillos rebuscados y con ingredientes caros, lo sencillo y lo de temporada es lo mejor.
Se ha encontrado que se apunta que enfermedades serias como el cáncer, depresión (el chico de la masacre tenía depresión y otros problemas) alzheimer, parkinson, enfermedades autoinmunes, alergias, enfermedades crónicas, fibromialgias, artritis reumatoide, lupus, déficit de atención, etc, empiezan por la cocina. Esto no se sabía hace 30 años, es reciente.
Se habla de epidemias silenciosas de intestinos enfermos, permeables, constipados, tóxicos, malnutridos, etc.  que originan éstas enfermedades y otros problemas de salud, y ésto se debe a la calidad de los ingredientes en nuestra alimentación, si bien la revolución industrial nos trajo mucha prosperidad, también hoy y no la culpo contribuye para bien ó mal, pues se ha tenido que hacer uso de antibióticos, medicamentos y etc para los animales:  las vacas, pollos, cerdos que luego comemos en productos ó subproductos (lácteos, huevo, tocino, etc), para rociar pesticidas, para introducir variedades genéticamente alteradas, etc, la necesidad industrial es que se tiene que cubrir la alimentación de millones de personas, que una granja de libre pastoreo ú orgánica no puede cubrir. Sin embargo el estilo de vida de alimentación órgánica también es muy valiosa porque ha dado calidad de vida a personas muy enfermas, sino es que hasta la salud, el problema es el costo.
Los estilos de vida, paleo, vegano, vegetariano, etc, no todo es moda y para criticar, tienen todas algo de verdad en ello, pero NO en su totalidad, el asunto es buscar el equilibrio, elegir y decidir bien para salvaguardar la salud.


La Mesa familiar
En los Evangelios vemos como nuestro Señor compartía con todo tipo de gente en la mesa, no discriminaba por su condición, estilo de vida, carácter, etc,  Sería bueno ver si siquiera procuramos comer con nuestra familia, es algo valioso para quienes tienen la fortuna de comer con sus hijos en la mesa a sus horas porque no todos por su trabajo ó estudio pueden hacerlo. Yo crié a mis hijos, no se si bien ó mal, pero la mesa es una oportunidad para conocerles, escucharles, observarles, compartir, etc. A través de los alimentos nosotras ó quien prepara la comida (el que se anote) nutrimos también emocionalmente, de lo que muchos estamos hambrientos, sobre todo cuando nos falta Dios.

Educación y Prevención
La persona que cocine va a ayudar a curar intestinos enfermos, que producen según hallazgos recientes desde enfermedades autoinmunes, problemas degenerativos, cáncer, problemas de salud mental (depresión, ansiedad, por ende suicidio y violencia), alergias, artritis, etc, cuidando intestinos y tubos digestivos horneando por ejemplo de postre unas peras con canela y azúcar mascabado (haz click) sí así de sencillo, con éso estamos previniendo problemas graves de salud, pero también cuando preparamos recetas sencillas y naturales estamos nutriendo corazones hambrientos de nuestra naturaleza herida por el pecado original que dificilmente serán saciados con las cosas del mundo, ni con el videojuego, ni con el viaje, ni con el auto, ó el smarthphone.
Pero necesitamos comprometernos a hacerlo, a leer etiquetas, a eliminar alimentos procesados (queso rebanado, yogurt comercial, mayonesa comercial, harinas refinadas y dizque integrales, endulzantes que alteran la flora intestinal y dañan la salud mental y física, también los ingredientes de la pasta dental, todo lo que va al tubo digestivo, etc), a planear menús, a tener que aprender a congelar y almacenar alimentos, a planear las visitas al mercado ó supermercado, a hacer listas y más listas, a cocinar y hornear, necesitamos comprometernos a alimentar física, psicológica y emocionalemente a nuestra Familia, a cuidarlos y a ver por sus necesidades emocionales y psicológicas.
No tenemos curas para éstas cosas que podamos comprar, la cura es el Amor, para otras prevenir desde una cocina y sigue siendo amor por los demás ponerse el delantal.

Nuestra Madre Santísima aún cuando Jesús ya tenía 33 años lo andaba buscando para saber de ÉL «Ahí fuera están tu madre y tus hermanos, que te buscan». San Marcos 3, 20-35).  
Un Modelo santo de madre que ojalá quisiéramos seguir a rajatabla, cancelando una clase, una junta de socios, un café con las amigas y comadres, un viaje, un cigarro, una copa, un casino, etc, etc,  Las mujeres por gracia de Dios podemos hacer varias cosas a la vez, el hombre NO (nuestros cerebros son diferentes) así que no estoy diciendo que dejen de trabajar para estar en casa, porque habemos madres que hemos estado en casa y no hacemos todo bien, estoy hablando de interés y compromiso con lo que realmente es importante porque es por lo que luchamos, sino ¿para qué?.
No todo el enemigo está ahí afuera en querer destruir la Familia, no todo el orden mundial está afuera apoyando multinacionales, etc, también podemos ser nosotros mismos, que nos hemos dejado absorber por el mundo y marchando con él  y por como funcionan aquí“correctamente” las cosas, somos humanos, somos frágiles repito, por nuestra naturaleza herida, así tengamos maestrías y doctorados aquí y allá.


Los invito a mis tableros de Pinterest, de nutrición y de salud Pública donde trato de incluír información.
Mi respeto y admiración a todas las mamás dedicadas a nutrir a sus hijos física y emocionalmente.


Gracias por leer, un Abrazo

azulmarina

4 de octubre de 2016

al origen del principio...


Hola! Gracias por sus visitas al Blog!

Me da mucho gusto que a pesar de que ya no estoy en apologética, no porque no quiera sino porque he tenido que aplicarme en otras asignaturas, el Blog siga moviéndose y registrando lecturas.
He recibido también sus correos, les agradezco de todo corazón su confianza, y a los que escriben con disfraz de "hermanitos buenos" y luego enseñan la hilacha también se los agradezco, éso quiere decir que ésto funciona, Bendito sea Dios.

Después de ésta pequeña introducción, les quiero invitar a los cursos gratuitos de Catholic.net, a mi en lo personal me han ayudado muchísimo. 
Me encanta el curso ¿Qué le pasó a nuestro amor? el cual me ha dado un panorama más extenso donde he querido profundizar y encontrar respuestas más claras y directas acerca del amor humano, el amor de la pareja, la familia y el amor a Dios. Todo ésto es importante para abordar temas de psicología, autoconocimiento cristiano, de porque caemos en ofertas del supermarket espiritual cuando no conocemos a Dios, temas de familias disfuncionales, Codependencia, Adicciones y otros temas de Salud Pública.

Aquí les dejo los enlaces para quien guste profundizar en nuestro origen y costales que tanto hombre y mujer cargamos a lo largo de nuestra vida, si empezáramos por ahí, nos evitaríamos tropiezos, desorientación y errores.
Les adjunto también la Suma Teológica de Santo Tomás de Aquino.




saludos!

azulmarina