27 de enero de 2013

Lo irracional de la Nueva Era


Hasta éste punto ya hemos abordado rasgos importantes de la Nueva Era, es muy difícil compactarla para combatirla porque es en sí, un sincretismo, entonces no podemos decir que la Yoga es nueva era, porque no lo es, es una doctrina oriental, tampoco podemos decir que el pensamiento mágico es nueva era porque es el estado más  primario de la mente humana,  cuando hablamos de Nueva Era estamos hablando de una mezcla de ingredientes de todo tipo: creencias, religiones incluyendo la religión Católica, pseudociencias, terapias, ocultismo, doctrinas, técnicas, filosofías, ideologías, superstición, libros de superación personal, autoayuda, adivinación, astrología, ángeles de la nueva era, energías pseudocientíficas, etc. que se introducen en mente de la persona y si ésta no pasa el material adquirido por la razón, y lo deja que se instale como superstición, creencias irracionales, intuicion, decretos, visualización creativa, etc (sesgos cognitivos) = Fantasía e irrealidad.

El irracionalismo de la Nueva Era
En la nueva era todo es contrario al Racionalismo, su gran trampa es echar mano de las capacidades humanas contrarias a la razón como por ejemplo el énfasis exagerado en el desarrollo de la intuición y el “despertar y expansión de la conciencia”.  
 Por otra parte se aprovecha de la ingenuidad e ignorancia de las personas en el tema de la ciencia y de la religión, es donde vemos que la ciencia es sacralizada y mistificada, vemos las propias versiones de las verdaderas ciencias hechas pedazos en forma de: medicina espiritualizada, biología de la nueva era, bioenergética de la nueva era, geobiología de la nueva era, cuántica de la nueva era, psicología de la nueva era, etc y ejemplos de genios como Steve Jobs que recurrió a espiritistas en vez de hacerle caso a los médicos, motivadores con cierto prestigio embaucados en el eneagrama, celebridades con la pulsera roja de la superstición ó de la cábala, etc. la lista no tiene fin.
 Otro de los campos donde la nueva era se cuela y se aprovecha es en los sentimientos, vemos tanto material y libros de autoayuda inspirados sabrá Dios en qué, explotando el sufrimiento real del ser humano, su carencia afectiva, su infancia dolorosa, una adolescencia incomprendida, un rechazo de la sociedad, etc. Terapias de flores remojadas en agua y brandy para curar un corazón partido (bleeding heart), ó una soledad que grita atención (heather),  vemos mucha gente con muy buenas intenciones pero en el camino equivocado donde los inoculan con creencias como la reencarnación, las almas gemelas, los viajes astrales, el “despertar de la conciencia”, malas vibras, energías, mentalidad mágica, para tratar de mitigar un corazón adolorido y sufriente, muy buenas intenciones, pero por medio de un escape de la realidad.
 El tema del sufrimiento es un tema aparte, sólo basta ver cómo está el mundo tantas distracciones, una forma desordenada de jugar en casinos, adicciones, etc, un vacío, una SED. 


 Sed de Dios que no se reconoce, se rechaza y se llena con cualquier cosa, prefiere perderse en un desierto y dejarse llevar por un espejismo, a parecer “mojigato” por hacer Oración, prefiere parecer de élite  espiritual y víctima de la moda de alguna doctrina como el Yoga ó de un bestseller editorial que ser cristiano practicante y auténtico.
 La nueva era le llega al corazón de las personas por el lado del sufrimiento, como una manipulación psicológica como cualquier secta, aunque la nueva era no es ni secta ni religión, es simplemente un sincretismo, entonces en todo el material de la nueva era, siempre va implicita una enseñanza espiritual, mística, oculta, esotérica, una doctrina que promete una solución (irreal) al sufrimiento, a la enfermedad, a una mala relación, soledad, etc, pero a la que debe accederse por medio de técnicas y métodos que tienen que aprenderse: un negocio redondo.

 El ser Humano tiene sed, sed de Dios y el enemigo lo sabe y la nueva era y sus promotores son sus mejores instrumentos para distraer y alejar al ser humano de Nuestro Verdadero Dios, con el que jamás el hombre volvería a tener sed, tendría paz en el alma y plenitud:

" Jesús le respondió: "Todo el que beba de esta agua, volverá a tener sed; pero el que beba del agua que yo le dé, no tendrá sed jamás, sino que el agua que yo le dé se convertirá en él en fuente de agua que brota para vida eterna." Le dice la mujer: "Señor, dame de esa agua, para que no tenga más sed y no tenga que venir aquí a sacarla."  Juan4, 10-15



azulmarina