5 de febrero de 2013

De la Apatía al Entusiasmo


No hay cristiano sin cruz me dijo un día mi confesor hace años.
Nosotros como cristianos debemos hacer apostolado con nuestra familia, personas cercanas y personas que nos solicitan ayuda, pero si no sabemos como ayudar, lo mejor es enviarlos a un especialista en cuestiones de los familiar ó moral católica, no hay que darles un libro de autoayuda de la librería del centro comercial, ni mandarlos a que les den flores de bach para su apatía e indiferencia, porque detrás de una apatía hay una larga historia a veces dolorosa.

El Concepto de la Autoestima
La palabra autoestima es un concepto de la Psicología, no es un concepto cristiano y el cual hay que manejar con pinzas. No es cristiano porque no se debe enaltecer el ser humano ni debemos confiar en nuestras propias fuerzas y capacidades, al contrario un cristiano se desprende de “si mismo” y de sus problemas para servir a los demás, sin embargo si éste no tiene recursos por su realidad, problemas en su adolescencia, en la etapa adulta ó madurez, ó si está atorado en un dolor, en la apatía, en depresión ó tiene un profundo vacío, entonces a veces hay que recurrir a la psicología para a ver qué pasa con la “autoestima” de la persona como una herramienta.

Gracias a  los especialistas en Psicología como Oscar Asorey Martínez se dan a la tarea de explicarnos el concepto con manzanitas, lo que es la autoestima, su término “configuración” lo he tomado como referencia para escribir éste post, pueden leer a Oscar Asorey en diversas publicaciones para las que escribe (ISEP). En mi humilde opinión la psicología independientemente de su línea  debiera trabajarse desde la dignidad del ser humano y  debería guiarse por el catecismo (porque se abordan temas de moral), Documentos Pastorales y de una dirección espiritual.

Como se “Configura” la autoestima:
La autoestima se configura a partir de  la Autoaceptación y aprecio a uno mismo, desde el punto de vista cristiano  no se debe referir como si fuera egolatría, se trata del valor como ser humano, su dignidad y respeto hacía sí mismo y de los demás hacia él 
(Compendio del Catecismo #66, 365 y #444) y ésta apreciación toma forma a partir de la información que recibimos desde muy pequeños de las personas de nuestro entorno, familia, amigos, compañeros de escuela, maestros, etc.  Sabiendo ésto, si vivimos en un entorno pacífico y que nos estimula positivamente Felicidades!,  pero si nuestro entorno es negativo y problemático, debemos poner límites que no permitan que palabras y estímulos negativos nos dañen, pedir a Dios la gracia del perdón, es indispensable la Oración y recibir los Sacramentos con frecuencia, sanan nuestra alma y es nuestro alimento espiritual, hay que cuidar nuestra paz interior, hay que acudir con un director Espiritual, un sacerdote para que te recomiende lecturas y te asesore de una manera cristiana como manejar tu problemática.

Las Realidades están ahí
A veces una persona se vuelve apática, indiferente y pierde el entusiasmo y la alegría de vivir, porque sufre alguna situación desde hace largo tiempo, por un revés económico, una mala salud, enfermedades crónicas, malas relaciones familiares ó de pareja, preocupaciones, desilusiones amorosas, fracasos, frustraciones, necesidades afectivas insatisfechas, etc.
Muchos de los problemas que llevan a una mala salud emocional, malas relaciones, trastornos de la alimentación, en la forma desordenada de entretenerse ó de jugar (ludopatía) y hasta adicciones es porque la persona no tiene una buena imagen de sí misma, no se acepta tal cual es interior ó exteriormente,  tiene una historia personal dolorosa, por éso es importante que  tenga un soporte espiritual, la Amistad con Dios, conocer a Dios y hacerlo parte de su vida, generalmente no es así, bautizados andamos como muertos alejados de Dios viviendo como paganos por éste mundo y  Nada podemos hacer sin Dios. Nada.

Autoayuda para Católicos
Tener metas, proyectos y sueños puede ser un motor para salir de la Apatía y la indiferencia, para encontrarle un sentido a nuestra realidad
Debemos tener ilusiones y proyectos pero antes que nada debemos poner todo nuestro Ser, nuestra mente y nuestro corazón en manos de Dios, ofrecerle nuestros asuntos, pedirle permiso para realizarlos, pedirle que nos Bendiga y bendiga nuestros proyectos  y pedirle que nos muestre el camino que es mejor para nosotros, a veces no es el que queremos ó no es en el que estamos encaprichados y  unas metas fuera de la realidad ó que sobrepasan nuestras capacidades pueden traer frustraciones, muchas lágrimas, depresión y sentimiento de fracaso, Lee éste pequeño y precioso Salmo, es el 
Salmo 131 (130), la palabra de Dios es viva y actual:

“Señor mi corazón no es ambicioso
ni mis ojos altaneros;
No pretendo grandezas
que superan mi capacidad;
sino que acallo y modero mis deseos,
como un niño en brazos de su madre.
Espere Israel en el Señor
ahora y por siempre!.

Nunca es Tarde, partiendo de nuestra autoaceptación, con la ayuda de Dios se puede trabajar para tener salud emocional y restaurar los daños de un entorno poco afectivo, hay que enfocarse en los talentos, capacidades y dones que Dios nos ha dado, hay que ponerlos al  servicio de la Iglesia, hay que olvidarse de Sí mismo para darse totalmente a los demás desarrollándose como persona, para lograr sentirse útil, satisfecho y productivo.
Hay que incluir metas con los pies en la tierra en las manos de Dios, metas a corto plazo, e ir viendo como se van desarrollando. En lo personal he hecho metas a largo plazo ("mis planes") y Dios me ha ido llevando por dónde es su santa voluntad y a donde quiere que trabajemos y estemos. 
No está mal tener aspiraciones en grande, pero no te pierdas en ellas, si éstas aspiraciones te llevan a ponerte a tí mismo encima de todo pasando por encima de los demás, no es cristiano y la caída desde arriba y la vuelta a la realidad dolerá más.

“Bendice al Señor Dios a cada momento, pídele que guíe tus pasos y que resulten tus obras y tus proyectos” Tobías 4,19

Escucha tu corazón, tus necesidades y lucha por lo que necesitas y quieres: Respeto, ser escuchado, estudiar, trabajar, trato digno y justo, etc,
Si factores externos como la crisis económica actual no te permiten avanzar, echa mano de los recursos que tienes en éste momento, ésto requiere disciplina y sacrificio, pero es como se forja el éxito, ninguna persona exitosa se la pasa perdiendo el tiempo, más bien planifica su tiempo y aparta un tiempito para el esparcimiento y tiempo para su familia. Disfruta las pequeñas cosas, los pequeños detalles cotidianos, deténte un momento, cuántos regalos nos dá Dios cada día.

No te guíes por los criterios del mundo, nuestra Patria es el Cielo,  el éxito no necesariamente  significa ganar un grammy ó un Premio Nobel, el éxito significa tu plenitud, satisfacción, cubrir necesidades básicas, adquirir algo por lo que has luchado para ti y tu familia, tranquilidad económica, triunfo académico, triunfo deportivo, un ascenso, un mejor puesto, vencer un mal hábito que te perjudica y es un éxito estar en paz con los tuyos y sobre todo estar en Paz con Dios, que satisfacción y que sueño más tranquilo será tu recompensa conseguir tus éxitos sin lastimarte a Tí mismo ni a los demás, la honestidad aún con los que consideramos contrarios, con quienes competimos, con quienes nos ponen obstáculos, es jugar  limpio.

“De que le sirve al hombre ganar el mundo entero si se pierde a sí mismo”.. Marcos 8,36
“Obren como hombres libres y no como quienes hacen de la libertad un pretexto para la maldad, sino como siervos de Dios” 1Pedro 2,16

El Libro del Eclesiástico, Proverbios y la Oración con los Salmos con la Sagrada Escritura, te dará mucho apoyo, consuelo y luz para tu caminar.
Busca una Biblia que tenga explicaciones como la Latinoamericana, La Biblia de América ó la Nácar Colunga.

Realidades: De la Inseguridad Emocional y el Resentimiento al Perdón:
http://blogdeazulmarina.blogspot.mx/2013/02/de-la-inseguridad-emocional-y-el.html

La Autoestima, una trampa para el Amor:
http://es.catholic.net/psicologoscatolicos/706/2150/articulo.php?id=29904

Este post no es un consejo Psicológico, Consulta un Especialista.
imagen: WallpaperHD
azulmarina