19 de febrero de 2013

Del miedo y los amuletos, a la Fé en Dios


El miedo es una emoción primaria del ser humano, es un mecanismo de defensa y supervivencia. En humanos y animales el mecanismo se realiza en el cerebro en el sistema límbico relacionado con las emociones, la memoria y los instintos y al estar conectado con el sistema nervioso y endócrino, cuando se percibe una situación de peligro real ó imaginario se realizan una serie de reacciones fisiológicas en el cuerpo, aumenta la glucosa en la sangre, la presión arterial, la sangre fluye con más fuerza hacia las extremidades inferiores para huir, hay sudoración, se erizan los vellos de la piel,  y en el rostro cambia la expresión, los párpados se abren y se cambia la expresión de los labios.
El miedo puede ser real, imaginario ó puede ser aprendido.  Una persona que vive con miedo sufre mucho y puede llegar a incapacitarla de tener una vida normal.
Sentimos muchos miedos. El ser humano siente miedo al futuro, a una amenza real, imaginaria, miedo a que le hagan daño, preocupación por la familia, miedo a la enfermedad, a la escasez material y económica, a la soledad, a las críticas negativas, a perder lo que se tiene, al fracaso, a las envidias, miedo a la muerte, miedo social por las situaciones de violencia que se viven actualmente, miedos colectivos como el de las profecías mayas y la tormenta solar 2013 , la lluvia de meteroritos de Rusia y fenómenos naturales por ejemplo, se sufre también por miedos irracionales y yugos impuestos como tener miedo a que se cumplan los sueños, las supersticiones, el horóscopo, al mal de ojo, a lo que dijo el psíquico ó vidente, y todos los miedos adheridos a la mentalidad mágica y tristemente hay quien le tiene miedo a Dios, que no es lo mismo que Temor de Dios. (haz click).

El Miedo lo sufrimos todos, es muy humano y es falta de Fé:
Yo, Yo soy el que te consuela. ¿Porqué tienes miedo a los hombres que mueren, a un hijo de hombre que desaparecerá como el pasto?¿Acaso te has olvidado de Yavé, que te creó, que creó los cielos y fundó la tierra? Pues te lo pasas siempre asustado al ver la rabia del tirano, que trata, por todos los medios, de destruirte. (...)Yo soy Yavé tu Dios que muevo el mar y hago rugir las olas, mi nombre es Yavé de los Ejércitos”. Isaías51, 12-15.
“Ahora así habla Yavé, que te ha creado, Jacob, ó que te ha formado, Israel. No temas porque yo te he rescatado te he llamado por tu nombre, tu eres mío. (...) No temas, porque yo estoy contigo. Isaías 43,1-5.

Y existen más citas bíblicas acerca del temor humano, incluso San Pablo en 2Coritntios 7,4-5  (haz click) habla de los temores que sufría por dentro, así como amarguras, enfrentamientos y dificultades.

No debemos recurrir a usar amuletos y objetos para protegernos del mal, no debemos hacer trampa, por un lado pidiendo a Dios que nos proteja y por otro usando amuletos, talismanes, perfumes mágicos, etc, por ejemplo la cita bíblica que habla de que pasó por los idolitos de Jamnia que los hombres del ejército de Judas llevaban bajo sus túnicas objetos consagrados a los ídolos de ésas tierras en 2Macabeos 12,36-41 (haz click) nos habla de que a nadie más que a nosotros mismos nos engañamos usando amuletos, nos enseña el Primer Mandamiento, así que h
ay que purificar las intenciones de nuestro corazón.


Autoayuda para Católicos
Debemos aprender a Orar.
La Oración Perseverante y frecuente, la oración con los Salmos, guardar los mandamientos y recibir los Sacramentos con frecuencia nos llenará de paz, alegría y esperanza, despejará la tentación de sentir miedo por falta de Fé, el miedo siempre lo vamos a sentir porque es una emoción primaria, sin embargo de Dios esperamos la fortaleza y la Protección.  La asidua lectura de la Sagrada Escritura es luz, guía, paz, consuelo y esperanza, nos ayuda para tomar nuestras descisiones, ahí escuchamos lo que Dios nos quiere decir y cuánto nos ama y como nos conforta diciendo que no tengamos miedo porque Él está con nosotros, es su promesa.  Después de conocer la Biblia, ya cualquier libro no nos interesa igual.  

"y sepan que yo estaré con ustedes todos los días hasta el fin del mundo" Mateo 28,20 
¿Ya fuiste al Sagrario??


Los Salmos nos dan esperanza cuando tenemos miedo por situaciones como las que vivimos de violencia social, cuando nos preocupamos por nuestra familia, en la enfermedad, en la debilidad, etc, la palabra de Dios es viva y actual (haz click):
Salmo 91
Salmo 121
Salmo 140

No debemos temer a las envidias, debemos rezar por quienes creemos que nos tienen envidia, debemos confiar que en cualquier situación tendremos el socorro y la Protección de Dios, debes creerlo con el corazón. Ésto no quiere decir que nunca tendremos dificultades, enfermedades, fracasos, problemas, preocupaciones, amarguras, etc, porque el plan de Dios no lo conocemos, y todo ésto en un momento dado sirve para crecer y debemos confiar y creer que de todo mal que Dios permite que suceda de ahí sale algo bueno aunque a simple vista no se vé, porque Dios nos ama y quiere que seamos cada vez mejores.
Por éso para tener paz, alegría, libertad interior y vivir confiadamente debemos pedirle a Dios su Protección, sólo a Él, nunca recurras a que te hagan rituales de protección, ni al uso de amuletos, pulseritas rojas, sábilas con listones rojos, etc,  porque ésas cosas son invocaciones al maligno, al enemigo y él sabe que sentimos miedo, a veces terror que nos llega a desesperar, no caigas en la trampa, manténte Fiel a Dios.


Miedo, Depresión y Salud
Una persona que vive en miedo constante pierde la paz interior y la alegría de vivir, se vuelve apática y pierde el entusiasmo y no le encuentra sentido a las cosas y puede caer en una depresión nerviosa y profunda, lo mismo para personas que sufren por miedos de mentalidad mágica y supersticiosa éstos casos deben tratarse con un especialista, un Médico Psiquiatra ó Psicología Cognitivo Conductual.

Hay que pedirle a Dios en nuestras dolencias y enfermedades que nos envíe buenos médicos, sensibles al sufrimiento humano y que nos conduzca hacia ellos, así como a los remedios y medicinas para si es su voluntad, tengamos salud, y si no conseguimos la salud por su divina Gracia no perdamos la paz, la esperanza, la alegría, pues Él nos dará fortaleza en la enfermedad, en el miedo, en la tristeza, en la depresión, en la soledad, en las preocupaciones etc.

De los Decretos y el miedo a la Oración:
http://blogdeazulmarina.blogspot.mx/2013/03/de-los-decretos-y-afirmaciones-la.html

Éste post no es un consejo médico ni psicológico, consulta a tu Médico ó psicólogo.

imágenes: WalpaperHD
azulmarina