17 de noviembre de 2013

La Salud y la Nueva Era


La enfermedad y el sufrimiento son una parte inevitable de la vida. Sin embargo gracias a libros de autoayuda y superación personal, de terapias alternativas, de médicos del nuevo paradigma, se cree que por medio de una conexión con el interior de la misma persona, “el despertar de la conciencia”, con las terapias alternativas holísticas y espirituales, se podría obtener la salud accediendo a un principio vital que todo lo gobierna, para algunos dicen es Dios. Pero, la Sagrada Escritura es muy clara respecto al tema de la salud, los médicos y las medicinas: http://es.catholic.net/biblioteca/libro.phtml?consecutivo=267&capitulo=3870
y nosotros sabemos que el único camino es Cristo nuestro Señor.

El tema de la salud es otra de las principales puertas para entrar en la nueva era cuando por consejo de otras personas ó  por miedo a ir al médico, por no querer gastar dinero, se echa mano de terapias alternativas de la nueva era, que a final de cuentas puede salir mucho más caro y peligroso. 
Las terapias alternativas son eso, “alternativas” ó complementarias, no deben nunca sustituir un tratamiento médico, y las opciones de una terapia complementaria serían siempre y cuando se tratara de alguna terapia rescatable y que no sea charlatanería.  Si bien la práctica médica hoy en día está algo deshumanizada podría ser un pretexto, pero nosotros debemos tener Fé y Orar, pidiendo a Nuestro Señor que nos envíe buenos médicos y pedirle la salud.

La Salud según la Nueva Era
Según la nueva era, nadie debería sufrir enfermedad ó desgaste porque se creen parte de Dios y entonces son “dioses”, en su fantasía toman las enfermedades como una respuesta a lo que un órgano habla (metafísica de la nueva era), entonces por medio de afirmaciones, decretos, mantras, amuletos, terapias espirituales y “bioenergéticas”, esoterismo, ocultismo, creencia en la reencarnación, el culto a la naturaleza, feng shui, acupuntura, el desarrollo del Potencial Humano, etc, lograrán la salud y la salvación, saldando el “karma”, para los seguidores de la nueva era, la enfermedad y el sufrimiento existen porque en supuestas "vidas pasadas" fueron malos, porque han destruido la naturaleza, porque han dañado a la “madre tierra” , etc, y están pagando la factura.

Para Profundizar: Terapias, Decretos, Despertar de la Conciencia, Bioenergética de la nueva era, Potencial Humano, Reencarnación, etc:

Peligros para la Salud
Los peligros para la salud de las terapias alternativas, es sustituir un tratamiento médico serio, aplazar una intervención quirúrgica en caso necesario con la  atención de un Médico Especialista, en el caso de la necesidad de una terapia psicológica la atención de un Psiquiatra y en vez de ésto, acudir con curanderos, psíquicos, terapeutas que tienen diplomados de fin de semana y no tienen cédula profesional para ejercer como Trabajadores del campo de la salud, acudir  a tratamientos de  acupuntura, flores de bach, iridología, etc, porque se pierde tiempo valioso para lograr la salud si Dios así lo dispone. Ya lo he mencionado antes, una bacteria como la helicobacter pylori no se trata con homeopatía, ni se diagnostica con iridología, los cálculos en la vesícula, los quistes en el útero ó los ovarios, unas amígdalas atrofiadas, una adicción, una depresión, nerviosismo, etc,  no se curan con herbolaria ni homopatía, iridología, flores de bach, acupuntura y moxibustión, reiki, etc.


El Sufrimiento
Abrazar el sufrimiento, la enfermedad,  no es algo que esté en nuestras propias fuerzas porque obviamente nadie quiere sentir miedo, sufrir,  ni tener dolor,  sólo la Gracia de Dios puede darnos la fortaleza para llevar los achaques y enfermedades y para aceptar la voluntad de Dios.
Hay que acudir al Sagrario a platicarle  nuestros sufrimientos a Nuestro Señor teniendo la certeza de que Él nos dará lo que necesitamos y la salud si nos conviene, acudamos a darle Gracias por todas las bendiciones que nos dá y las que no apreciamos por estar ensimismados y egoístas, debemos ir para a acompañarlo, para alabarlo y adorarlo. Nuestro sufrimiento podemos ofrecérselo a Nuestra Madre Santísima, tesorera de la gracia, para que éste ayude a la salvación de nuestros hermanos, por alguien que sufre, por el perdón de nuestros pecados y de los que amamos, por su salvación, por aquel que amamos y no cree, por la conversión del pecador,  por las almas del purgatorio,  etc, pues ninguna lágrima, ningún dolor, miedo ó sufrimiento que tenemos si lo ofrecemos, es en vano.

Para Profundizar:


¿Porque si he rezado tanto, le he pedido tanto a Dios la salud y no hay respuesta?
Hay que saber pedir, dice Santo Tomás de Aquino que Dios no nos concede lo que queremos porque pedimos cosas que nos lastiman a nosotros ó a los demás, porque no nos conviene y sólo ÉL sabe porqué no nos conviene, porque oramos poco y porque vivimos en pecado pensando que todo nos lo merecemos.
Hay que ser humildes, reconocer que nosotros nada podemos y que necesitamos de Dios, hay que ser obedientes, cumplir los mandamientos: 
“Amadísmos, si nuestra conciencia no nos condena, tenemos plena confianza en Dios. Entonces, todo lo que pidamos nos lo concederá, porque guardamos sus mandatos y hacemos lo que le agrada.” 1 Juan 3,21.

San Alfonso María de Ligorio dice a éste respecto que Dios a veces no concede la salud porque quizá si la persona tuviera salud se olvidaría de Dios, se volvería mundana, quizá se volvería al chisme ó a la frivolidad, se volvería tibia e indiferente a las cosas de Dios, poco piadosa ó se dejaría llevar por sus debilidades y dedicarse a pecar, entonces  la enfermedad es un medio para santificarse y para estar cerca de Dios. Es un misterio, no podemos ni debemos querer saberlo todo, debemos ser humildes, debemos confiar en la Palabra de Dios, también en los que saben: los santos, que nos dejan en sus escritos muchas enseñanzas para vivir en la Fé y como Dios quiere.

Santo Tomás de Aquino: El Padre Nuestro


Dentro y fuera de la nueva era, podemos tener muy buenas intenciones, pero si no obedecemos a Dios y cumplimos los mandamientos, las buenas intenciones de ayudar se vuelven activismo, las terapias, técnicas y métodos de curación de la nueva era la mayoría son ocultismo y superstición, ésto es contrario al Primer Mandamiento. El activismo tiene su premio en la tierra, ¿porqué conformarse con tan poco?

azulmarina