9 de abril de 2014

Visualización Creativa, Ocultismo y Catecismo..


Les recuerdo que éste blog es para personas bautizadas en la Fé Católica, Gracias por su atención y comprensión.

Quienes estamos familiarizados con la nueva era cuando leemos “Visualización Creativa” casi en automático nos remite a la autora Shakti Gawain (Carol) cuyo libro fué un bestseller en su momento y salió a la venta en 1978.
En ése entonces lo que se hizo fué recopilar lo que los ocultistas occidentales adaptaron del ocultismo oriental  y la "ciencia mental" de los yoguis que ya hemos comentado aquí.
Sin embargo a principios del Siglo XX a la visualización creativa se le llamaba pensamiento creativo y método creativo.
En aquel entonces, como hoy, los ocultistas enseñaban a focalizar la mente en lo que SI se quiere tener por ejemplo: salud, dinero, amor, éxito, etc. a ponerlo en imágenes mentales, la nueva era y sus autores desde los 70s han propuesto la novedad llamada la técnica de el “mapa del tesoro” que es hacer un collage con recortes de revistas ó periódicos que plasman la realidad que la persona desea lograr para su vida, ésto para lo único que sirve es para focalizar la idea, es como un post it, reminder ó recordatorio y nada más, no hay ninguna magia.
Lo que los motivadores de la tele y los libros de superación personal y autoayuda no dicen es que ésto es ocultismo y manejo de potencias ocultas, porque ó no saben ó no le dan importancia, para los ocultistas el fundamento de la visualización creativa y los decretos es que Dios es una sustancia, un fluído, una energía, una bioenergía, etc,  a la que se puede dar forma con el pensamiento y la “voluntad”.
Para los ocultistas y los mentalistas de ayer y hoy el poder de la mente puede incluso influenciar objetos y los seres vivos, incluído el ser humano, es decir la energía mental de las visualizaciones, los decretos y las afirmaciones supuestamente haría actuar a las demás personas inconscientemente para que el sujeto pueda conseguir lo que decreta y visualiza, obvio ésto no es posible, ni el ser humano tiene Poderes mentales ó psíquicos, ni puede crear una realidad con sólo decretarla ó visualizarla.
Y es Precisamente lo que el Catecismo menciona en el #2117.

En resumen en el siglo XIX se tomó del ocultismo oriental, a principios del Siglo XX se le llamaba método creativo ó pensamiento creativo, más tarde a finales de los 70s, se le nombró Visualización Creativa y más recientemente se le llama “El Secreto”  venden exactamente lo mismo pero con distinto nombre.

Peligros para la Fé:
Dios no es Energía, ni es un fluído vital.
Las visualizaciones, decretos y demás son engaños y jugarretas del enemigo que se vale de diversos instrumentos para distraer y alejar al hombre de la verdadera religión, de la Oración y de Dios mismo.
La Fé verdadera es obra de Dios, nosotros no podemos aumentar nuestra Fé, la Fé que aportamos a nuestra vida es imperfecta, necesitamos de la Oración para tener un Encuentro personal y profundo con Dios, para que ÉL nos conceda una Fé verdadera y plena. 
La Fé es un don de Dios, entonces es con una Fé verdadera que el hombre puede entonces por Gracia de Dios abandonarse en ÉL confiado en todas las situaciones que se le presentan en la vida con paz y serenidad. ¿Será suficiente nuestro tiempo de Oración? (tv, smarthphone, redes sociales, estudio, trabajo y encima decretos, meditación, yoga y visualizaciones?)

Catecismo de la Iglesia Católica (CIC)
CIC #2098. “Los actos de fe, esperanza y caridad que ordena el primer mandamiento se realizan en la oración. La elevación del espíritu hacia Dios es una expresión de nuestra adoración a Dios: oración de alabanza y de acción de gracias, de intercesión y de súplica. La oración es una condición indispensable para poder obedecer los mandamientos de Dios. “Es preciso orar siempre sin desfallecer” (Lc 18, 1).

La Visualización Creativa ó  Método Creativo es ocultismo(magia, adivinacion, manejo de supuestos poderes mentales, astrología,etc) entonces:

CIC #2117 Todas las prácticas de magia o de hechicería mediante las que se pretende domesticar potencias ocultas para ponerlas a su servicio y obtener un poder sobrenatural sobre el prójimo —aunque sea para procurar la salud—, son gravemente contrarias a la virtud de la religión. Estas prácticas son más condenables aún cuando van acompañadas de una intención de dañar a otro, recurran o no a la intervención de los demonios. Llevar amuletos es también reprensible. El espiritismo implica con frecuencia prácticas adivinatorias o mágicas. Por eso la Iglesia advierte a los fieles que se guarden de él. El recurso a las medicinas llamadas tradicionales no legítima ni la invocación de las potencias malignas, ni la explotación de la credulidad del prójimo.

La Visualizaciòn en Psicologìa Cognitivo Conductual:

azulmarina